Ya puedes escuchar y descargar nuestros podcast desde la plataforma iTunes.

Clave7 en iTunes

viernes, 8 de septiembre de 2017

¿Qué son los misteriosos destellos de luz que aparecieron en el cielo de México durante el terremoto?

Un terremoto de magnitud 8,2 en la escala de Richter sacudió en la madrugada del jueves el suroeste de México y activó las alertas de tsunami en las costas del Pacífico.

Aunque el epicentro se registró a 137 kilómetros al suroeste de Tonalá, Chiapas, el sismo llegó a sentirse en la capital, a centenares de kilómetros de allí, donde también se registraron una serie de luces semejantes a las de las auroras boreales, según informaron mexicanos por las redes sociales y medios de ese país como Televisa.

¿Qué son estos estos misteriosos destellos de luz? ¿Y qué tienen que ver con el terremoto?

Según investigadores de la Universidad Rutgers, en Estados Unidos, los destellos lumínicos se producen debido a que los deslizamientos del suelo cerca de las fallas geológicas de la Tierra generan una carga eléctrica. Se conocen como "luces de terremoto" y han sido documentadas desde los años 1600, dice un informe de la Asociación Sismológica de Estados Unidos.  

Dos días antes del terremoto de San Francisco de 1906, por ejemplo, una pareja vio rayos de luz a lo largo del suelo. Y en el caso de Quebec, Canadá, en 1988, un brillante globo de luz rosa y púrpura se avistó 11 días antes del devastador temblor.  En el caso del sismo de L'Aquila, Italia, en 2009, transeúntes vieron "llamas de luz" saliendo de los adoquines en el sector histórico de la ciudad segundos antes del mismo.

Y evidencias en video de numerosos rayos de luz fueron registradas por cámaras de seguridad durante el terremoto de magnitud 8,0 en Pisco, Perú, en 2007.

Irma, Katia y José: ¿es normal que haya tres huracanes activos a la vez en el Atlántico?

Mientras Irma continúa su devastador periplo por islas del Caribe camino a Florida, los meteorólogos siguen de cerca la evolución de otros dos huracanes que acechan esa zona del Atlántico.

Uno de ellos es José que, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés), alcanzó en la mañana del viernes lacategoría 4, que lo convierte en "extremadamente peligroso". Con vientos de hasta 240 kilómetros por hora, José ha levantando la alerta en islas que han sido fuertemente afectadas por Irma: Antigua, Barbuda, San Martín, San Bartolomé y Anguila.  Al oeste de Irma, en aguas del golfo de México, Katia gana fuerza y ya es un huracán de categoría 2.

La proximidad de Katia llevó a las autoridades del estado de Veracruz a poner sobre aviso a la población.  Todo esto, menos de dos semanas después de que el huracán Harvey llegara a territorio de Estados Unidos con categoría 4 causando cuantiosos daños materiales y personales en el estado de Texas.

La de 2017 está siendo una temporada de huracanes muy activa y dañina, como la de 2005, en la que se produjeron los huracanes Katrina y Wilma, dos de los que más estragos han ocasionado en la historia.

La pregunta que se hacen muchos científicos es si es normal la acumulación de huracanes de este año.

¿Qué está pasando con el Sol? Se 'quema' el campo magnético de nuestro planeta

Este miércoles 6 de septiembre se registró la llamarada solar más potente de los últimos 12 años, que alcanzó una intensidad de X9,3, donde la letra significa una clase de fulguraciones extremadamente grandes, y la cifra, su intensidad. La liberación de miles de millones de toneladas de materia solar ocurrió cerca del área AR 2673, ubicada casi en el centro del disco solar, por lo que los habitantes de la Tierra no han estado a salvo de las consecuencias, según señala el portal Lenta.ru.

La segunda fulguración poderosa con una intensidad X1,3 azotó nuestro planeta este jueves 7 de septiembre, mientras que la tercera, con una potencia M8,1, se ha registrado este viernes 8 de septiembre.

El Sol libera una enorme energía en el espacio

Las llamaradas solares, según la potencia de los rayos X, se dividen en cinco clases (de la menor a la más potente): A, B, C, M y X. Durante las fulguraciones más intensas del Sol, una enorme energía entra en el espacio circundante. En pocos minutos la cantidad de la energía alcanza un billón de megatones en TNT. Se trata de una quinta parte de la energía emitida por el Sol en un segundo, y toda la energía que la humanidad producirá durante un millón de años.

Se espera una potente tormenta magnética

La liberación de masa coronal de la llamarada de clase X9,3 ya ha llegado y en estos momentos está 'quemando' el campo magnético de la Tierra. El planeta se enfrenta a una nube de plasma solar con un diámetro de unos 100 millones de kilómetros antes de lo previsto y el impacto ha sido más fuerte de lo que se estimaba. La potente tormenta magnética desencadenada en la Tierra tras la reciente llamarada solar ya ha alcanzado el nivel 4 de un máximo de 5, según expertos rusos. Se estima que la fuerza de la misma, que debe terminar la noche del viernes, es 10 veces mayor de lo esperado.

Las eyecciones coronales de la segunda y la tercera fulguración del Sol aún no han llegado a la Tierra, de allí que las posibles consecuencias puedan ocurrir a finales de la semana o a principios de la próxima semana.

¿Se ha resuelto el misterio del manuscrito Voynich?:

Desde que fuera descubierto en 1912 por el coleccionista polaco Wilfrid Voynich ha sido uno de los misterios que más han traído de cabeza a académicos, criptógrafos y expertos en la materia. Se trata de un libro de finales del siglo XV, escrito sobre vitela, en un idioma indescifrable y con unos dibujos que más que ayudar han confundido más a quienes han querido dar con el autor del mismo. Pero ahora, el investigador Stephen Skinner dice haber descubierto detalles que le harían pensar que el escritor sería un doctor o herbalista judío del norte de Italia, y precisamente han sido las ilustraciones las que le han ayudado a dar con esta teoría.

En una de las secciones hay varios grupos de mujeres que se están bañando desnudas en varias piscinas o cubas llenas de agua (unas en azul y otras en verde) con unas intrigantes tuberías que unen unas con otras. El autor cree que muestran unos baños judíos conocidos como “Mikvah”, que aún se utilizan en el judaísmo ortodoxo para que las mujeres se limpien después del parto o la menstruación: “El único sitio de Europa donde se podían ver mujeres bañándose juntas en la época era en estos baños de purificación, los cuales han sido usados por judíos ortodoxos en los últimos 2.000 años”. Para Skinner, estos dibujos fueron una representación del autor para mostrar la necesidad de una eficiente canalización de agua limpia para la “Mikvah”: “No puede haber otra explicación”.


.